Psiquiatras online Terapia

Tratamiento TOC


Las personas que sufren un Trastorno Obsesivo Compulsivo suelen moverse entre la vergüenza de que se conozca su problema, y la banalidad con la que se les califica de maniáticos. No dejes que cualquiera de estas dos situaciones, u otro prejuicio, retrasen tu decisión de recibir un tratamiento TOC adecuado y personalizado. Estamos hablando nada menos que del cuarto de los trastornos mentales, si atendemos al dato de su incidencia. Un dato que nos preocupa más a los terapeutas cuando lo contrastamos con la realidad de la asistencia que reciben estos pacientes, ¡solo un escaso 10% llega a nuestras consultas!


Creemos que nuestra propuesta de terapia online te ofrece esa oportunidad que no has tenido hasta ahora. Nada más discreto y reservado que nuestras sesiones a través de internet. Un espacio para la comprensión y la empatía que va a marcar un verdadero cambio en tu vida. Además, con un completo equipo de psiquiatras y psicólogos, aportando todas las perspectivas y haciendo posible que dispongas de las terapias y los tratamientos TOC más avanzados e innovadores. Es tu momento, queremos ser parte de tus respuestas.

Infancia y tratamiento TOC


La llamada de atención sobre la importancia de solicitar apoyo y atención psicológica lo antes posible, la queremos hacer especialmente extensiva a los padres y al entorno cercano de los más pequeños. Y es que la mayor parte de los pacientes de TOC empiezan a mostrar síntomas desde la infancia. Poner a su alcance el tratamiento del TOC en esos primeros años les evitará un aumento e intensificación de sus obsesiones, además de todo el sufrimiento e incomprensión que van asociados a esta patología.


Sabemos que puede ser complicado distinguir si lo que le sucede a tu pequeño no pasa de una simple conducta asociada al momento concreto de su desarrollo. Además, una de las principales dificultades para detectar este problema en los niños y niñas es que no siempre la compulsión tiene una relación lógica con la obsesión que la provoca. Si en un adulto el temor a contagiarse de una enfermedad le produce la necesidad de lavarse constantemente las manos, en un niño puede conducir a la repetición mental constante de un mensaje que le tranquiliza.


La mejor manera de tranquilizarte es que dejes ese diagnóstico en manos de los profesionales. Con la posibilidad de las consultas online, te facilitamos que nos pongas en contacto con tu pequeño. ¡Es difícil que se resista a tener una experiencia por internet! Deja que nosotros nos ocupemos de hacer que se sienta relajado, y que nos permita ganarnos su confianza. El tratamiento TOC funciona mejor cuando no tenemos que superar un rechazo inicial de nuestros pequeños pacientes, y hemos comprobado que este formato es un gran avance frente a las sesiones presenciales.

El papel de la medicación en el tratamiento TOC


Que te hablemos de la opción farmacológica no significa que el tratamiento para el TOC siempre vaya asociado a la medicación. Sabemos que hay una parte de nuestros pacientes a los que esa idea le produce un profundo rechazo. A la vez que, curiosamente, la perspectiva de tener ese apoyo externo es la que motiva a otro sector de personas con TOC, y hace que tomen la decisión de acudir a nuestra consulta online.


Nuestra respuesta como terapeutas es la misma en ambos casos. Haremos uso de la opción medicinal solo cuando consideremos que es conveniente integrarla en tu tratamiento TOC, siempre manteniendo una supervisión continua sobre los efectos que tiene sobre ti, tanto a nivel físico como mental, y solo durante el mínimo tiempo que sea necesario. Generalmente, el objetivo de estos tratamientos es triple: rebajar los niveles de ansiedad que provocan tus compulsiones, a la vez que mejoran tu estado anímico y frenan tus ideas obsesivas. Es un aliado interesante, sobre todo en las fases iniciales de la terapia, o cuando se produce un momento de estancamiento en tus progresos.


Respecto a tus miedos sobre las secuelas que un tratamiento TOC con medicación puede tener en tu salud, es fácil tranquilizarte. Básicamente utilizamos dos tipos de fármacos, los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina) y, en menor medida, los antidepresivos. Como siempre, vas a tomarlo en las dosis adecuadas a tu caso, durante el mínimo tiempo, y constantemente supervisado; el riesgo de sufrir cualquier consecuencia negativa es mínimo. En todo caso, recuerda que la medicación es solo una parte del tratamiento del TOC. Sin la terapia, la medicación no tiene sentido.

Exponerte a tus miedos como parte de la terapia


Para la Psicoterapia, el tratamiento TOC que ha demostrado más eficacia es la intervención que se plantea desde la perspectiva Cognitivo-Conductual. Lo más interesante de esta terapia no es solo esa eficiencia, sino cómo incide en la reducción de las posibilidades de recaída. Este factor es esencial para nosotros como terapeutas, porque queremos que superes tu problema de forma definitiva, para siempre si es posible. O, en todo caso, que las sesiones que tenemos contigo sirvan para que manejes las habilidades que puedas necesitar en el futuro frente a situaciones similares.


La terapia Cognitivo-Conductual es el enfoque que más responde a esa idea de autogestión del tratamiento TOC, útil en tu presente y pensando en el largo plazo. Lo conseguimos mediante esa exposición ante tus temores progresiva, controlada y vigilada. No te preocupes, porque no se trata de generarte más ansiedad, todo lo contrario. La idea es ir equilibrando la intensidad de esa exposición a tus respuestas, a tu capacidad de ir afrontándolo.


Sin embargo, la llegada de las llamadas terapias de tercera generación ha sido un gran hallazgo para nuestros pacientes de TOC. Sobre todo, para aquellos a los que les resulta muy dura la terapia de exposición. La flexibilidad que proporciona la novedosa Terapia de Aceptación y Compromiso palía totalmente ese problema. Este enfoque no busca eliminar del todo la ansiedad, sino hacerla compatible con el desarrollo normalizado de tu vida. Hace que te involucres de una forma más intensa en tu proceso de cambio y, como consecuencia, es más profundo y duradero.

Precios


Sesión de psiquiatría (1h aprox.)

120 €

Sesión de psicología (1h aprox.)

70 €

* Para mantener la calidad del servicio, éstos son de carácter privado, por lo que no formamos parte del cuadro médico de los seguros de salud.